La Minuta

El Istmo, una olla de presión por megaproyectos, advierte Ucizoni

Ayer, ejidatarios de Mogoñe Viejo en San Juan Guichicovi expulsaron de manera pacifica a trabajadores que realizaban actividades sobre las vías del ferrocarril en el tramo Mogoñe-Vixidu,esto en el marco del megaproyecto del Corredor Transístmico. La empresa no ha recibido autorización para ingresar a terrenos del ejido. Cabe recordar que autoridades comunitarias y agrarias de 17 comunidades de cinco municipios mixes en la zona norte del Istmo en Oaxaca, mantienen sus resolutivos de impedir los trabajos de rehabilitación de vías para el Corredor Interoceánico. Durante la última asamblea comunitaria, celebrada el domingo 22 de febrero en Rincón Viejo, informaron que las obras siguen detenidas del Ejido El Zarzal hasta Mogoñé, en tanto no reciban la información completa del Plan Maestro del proyecto y se resarzan demandas históricas de los pueblos, como conflictos agrarios, de agua y salud pública. En varios lugares los trabajadores de las empresas Diamante y Peninsular, la última propiedad de Jorge Hank Rhon, fueron corridos por pobladores porque no pidieron permiso a las autoridades comunitarias ni fueron tomados en cuenta durante la consulta indígena de 2019, que calificaron de simulación. “La zona norte del Istmo es una olla express y en cualquier momento va a estallar”, describió Carlos Beas, integrante de la Unión de Comunidades de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni), organización que ha impulsado la resistencia al Corredor Interoceánico en dicha región de Oaxaca.

Comunidades mantienen suspendidas las obras del Corredor Interoceánico en cinco municipios mixes y Comunidades de la zona norte del Istmo rechazan tren Transístmico. Contexto: Comunidades paran obras de corredor transístmico por falta de consulta indígena