La Minuta

Día del hombre: Masculinidades tóxicas ¡no!

“Tienen que parar de ser un país de maricas”, ha dicho Bolsonaro a los brasileños, al parecer por tener miedo al contagio por COVID-19, asumir la vulnerabilidad y temer a la muerte. El término despectivo, la idea de que los homosexuales son todos unos cobardes, la identidad de género que se aleja de lo heteronormativo como ofensa, esa es realidad de tantos en el mundo y la forma que adopta la razón para el mandatario suramericano y muchos de sus seguidores. Clásico ejemplo de masculinidades tóxicas. Como respuesta a este tipo de problemas sociales, desde finales del siglo pasado comenzó a celebrarse el Día Internacional del Hombre cada 19 de noviembre, una fecha que no se tiene en cuenta en todo el mundo, y posee detractores, entre ellos, los que asumen que se pretende un día análogo al de la mujer sin considerar que los hombres tienen todo el año para ellos. En las dos últimas décadas los estudios sobre las distintas masculinidades y su relación con la perspectiva género en América Latina han aportado una nueva visión sobre los hombres y las cargas sociales que culturalmente los soportan. De ahí que desde la sociedad civil, asociaciones de hombres han impulsado la agenda por la igualdad de género a través de acciones que reflexionan sobre las asimetrías e inequidades que incrementan las brechas de poder y empoderamiento entre hombres y mujeres.Por otro lado, la construcción de las nuevas masculinidades conecta directamente con otro gran problema social y cultural, el de la violencia contra las mujeres. Para la Organización de las Naciones Unidas, la violencia contra las mujeres se refiere a cualquier acto de violencia basado en género, que resulte en perjuicio o sufrimiento para la mujer (físico, sexual o psicológico), incluyendo amenazas, coerción o privación de libertad, que ocurra en su vida pública o privada.

En el olvido, el día del hombre y Reeducación masculina: clave para eliminar la violencia contra mujeres. Leer los artículos de Liset Prego Díaz: Masculinidades tóxicas ¡no!, de Yolanda Franco Durán: Masculinidad heterogénea El espejismo de la igualdad, de Javier Lópex: Vulnerabilidades, masculinidades y pandemias y de Andrés Kogan Valderrama: Ecomasculinidades alternativas al patriarcado extractivista. Contexto: Construir masculinidades alternativas, tarea clave: IBERO. Foto: Masculinidad Tóxica