La Minuta

Día de los pueblos indígenas, entre folklor, luto y rabia

Hoy, 9 de agosto se celebra otro Día Internacional de las poblaciones indígenas, actividad que estará cargada de folklor y buenos deseos de los gobernantes de las distintas naciones, “sin embargo, en las comunidades indígenas campea el luto ante la caída de sus principales líderes comunitarios por la covid-19”, afirma Kau Sirenio en su columna Voz de lluvia – Tatyi Savi. Mientras, a medida que se derriban estatuas de reinas y conquistadores en medio de protestas en Norteamérica y América Latina, los pueblos indígenas presionan para que se haga un ajuste de cuentas en toda la región con el amargo legado de masacres y borrado cultural que dejó el colonialismo. Desde el Círculo Polar Ártico hasta Tierra de Fuego, los indígenas americanos piden responsabilidades a la Iglesia católica, a los Gobiernos nacionales y a otras poderosas instituciones. En Canadá, el terrible descubrimiento de tumbas sin nombre de niños indígenas cerca de edificios que en su día fueron internados católicos ha provocado un llamamiento generalizado para que se revise la historia colonial del país y las desigualdades estructurales que persisten en la actualidad. En Chile y Colombia, las revueltas en contra de las desigualdades sociales también han ido acompañadas de demandas de que se revisen los relatos nacionales y las persistentes secuelas de la conquista.  En Oaxaca, comunidades resisten al modelo de desarrollo extractivista, que ha incrementado las agresiones a defensoras y defensores comunitarios en los últimos años, además de la presencia de grupos del crimen organizado.Por su parte, Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las ONU para los Derechos Humanos, afirmó hoy en su cuenta de Twitter: “Los pueblos indígenas tienen que poder ejercer sus derechos de autogobierno y autodeterminación. Deben ser consultados y estar involucrados en el desarrollo de las políticas públicas que les afectan”. EDUCA se solidariza con las luchas por la defensa de la tierra y el territorio en los Valles Centrales, Sierra Sur, Sierra Norte, Costa, Mixteca e Istmo, además de exigir el reconocimiento y respeto del derecho a la libre determinación y autonomía de pueblos y comunidades en Oaxaca y México.

El movimiento indígena flaquea, la tarea que nos queda, por Kau Sirenio. Los indígenas exigen un ajuste de cuentas con la historia colonial en toda América. Imagen: Bernardo Caal, defensor guatemalteco preso.