La Minuta

Denuncian represión contra defensores de los cenotes de Homún, tras ganar juicio en SCJN

El uso de instituciones, de la fuerza pública y de la justicia al servicio de una mega granja porcícola y en contra del pueblo maya de Homún que defiende el agua, “quedó de manifiesto ayer con el fuerte despliegue policíaco ante una manifestación pacífica, con la clausura que realizó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) precisamente de los cenotes de los más activos defensores del pueblo, justamente cuando se realizaba la clausura simbólica de la empresa PAPO”, afirma Equipo Indignación. Y es que el sábado 22 de mayo, Servicios de Salud de Yucatán clausuró tres restaurantes de los paraderos de cenotes en Homún, de los que dependen más de 50 familias de la comunidad. El motivo oficial es que algunos de esos restaurantes no contaban con permiso para la venta de bebidas alcohólicas. Un integrante de Kanan Ts’ono’ot explica que las autoridades han dado largas para conceder los permisos de ventas de alcohol. “Clausuraron también el restaurante de una compañera que sí tenía permiso, creemos que fue una consigna del gobierno”, comenta. “Sabemos que no es fácil, que nos enfrentamos al poder, al poder de los empresarios”. Para Kanan Ts’ono’ot y Equipo Indignación, la clausura es una clara represalia por el logro ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). “El gobierno panista del Estado —informan las organizaciones en un comunicado— responde con la represalia en contra de quienes han llevado por la vía pacífica la defensa de sus cenotes ante la imposición de una fábrica de cochinos en el municipio de Homún, otorgando permisos corruptos”.

Boletín: Represalia contra Homún favorece a empresa y ponen en riesgo derechos. Editorial: Represalia en Homún y Colectivo en Homún denuncia ”represión”. Foto: Equipo Indignación. Contexto: Triunfo de población maya: confirma SCJN suspensión de megagranja porcícola en Homún