La Minuta

Consulta para ratificar a AMLO

Como ejercicio de democracia participativa, la revocación de mandato es una nueva herramienta de participación popular para concluir anticipadamente el mandato de un presidente, retando la decisión popular en la que se le eligió con una mayoría. “Imaginen cuántos muertos nos hubiéramos ahorrado con esta herramienta popular en tiempos de Porfirio Díaz o de Diaz Ordaz y Echeverría, o de Calderón”, afirma Michael W. Chamberlín en su columna de la semana.

Sin embargo, ante la consulta del próximo domingo 10 de abril, “confunde a quienes no estamos en las cúpulas del poder, una campaña para que siga en su encargo el presidente, como su hubiera alguna amenaza legal para destituirlo, que no sea la que crearon sus propios seguidores al activar la consulta de revocación”, cuestiona el defensor de derechos humanos y analista.

Algunos señalan que detrás de este juego de espejos hay un interés de estrategia publicitaria o propaganda gubernamental. Chamberlín reflexiona: “Estoy dispuesto a sorprenderme, pero no estoy seguro de que esta publicidad tenga resultados positivos para el presidente o su partido. Hasta ahora han argumentado que la legitimidad del gobierno se sostiene en 30 millones de votos y en la consulta del próximo domingo es muy dudoso que se refrenden los mismos para que siga, por dos razones: porque históricamente ningún ejercicio plebiscitario tiene tanta participación como la elección presidencial, y porque existe un descontento real de muchos sectores que votaron por él y hoy se sienten defraudados”.

Leer toda la reflexión: La consulta para la ratificación del mandato presidencial