La Minuta

Comunidades zapotecas de Valles Centrales logran histórico reconocimiento de su derecho al agua

Después de una lucha de 14 años para revertir la escasez de agua y 4 años de consulta, 16 comunidades del Valle de Oaxaca agrupadas en la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (COPUDA), firmaron un acuerdo con la CONAGUA para establecer una zona reglamentada, en donde tendrán títulos de concesión para que puedan aprovechar un volumen total de 8.5 millones de metros cúbicos de agua cada año del acuífero de Valles Centrales. Para la Directora del Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto A.C. Carmen Santiago Alonso, asesora de las 16 comunidades agrupadas en la COPUDA, la organización comunitaria, la espiritualidad y el diálogo enmarcado en el reconocimiento a los derechos colectivos de los pueblos indígenas, han sido la clave para llegar a un acuerdo en donde ahora las comunidades adquieren un nuevo nivel de compromiso para hacer frente a la crisis global del agua, dejando un precedente en la lucha por la defensa del territorio y los recursos naturales ante las resistencia histórica del estado. Con la firma, se culmina la cuarta etapa de la Consulta para modificar el Decreto de Veda de 1967 y que impedía a las comunidades mencionadas, obtener libre acceso al agua para uso agrícola y pecuario, la minuta signada contempla la participación de las comunidades en la administración del agua subterránea a través de la corresponsabilidad del cuidado y sanidad del acuífero; la obligación de la CONAGUA, para establecer una nueva reglamentación a partir de la derogación del decreto de veda y el reconocimiento de la concesión colectiva; y la obligación de la COPUDA para seguir realizando obras de recarga del acuífero con apoyo y asesoría técnica del estado.

Leer el comunicado de Flor y Canto: 16 comunidades zapotecas logran histórico reconomiento a sus derechos colectivos sobre el agua y participar en su administración. Leer también: Indígenas de Oaxaca, dueños de acuíferos. Contexto: Comunidades zapotecas de Valles Centrales logran destrabar consulta indígena sobre el agua.