La Minuta

Ante la falta de protección estatal, defensoras y defensores comunitarios crean redes de autoayuda

Las personas defensoras del medio ambiente viven bajo ataque, muchas de ellas sin la protección oficial. Hay quienes solicitan auxilio, pero se les niega, otros estaban bajo resguardo y aun así fueron asesinados. La pandemia no detuvo ni la criminalización ni los homicidios. “Hoy en día se criminaliza, amenaza, desaparece y se les priva de la vida, y es porque no hay estado de derecho, ni mecanismos que otorguen una garantía previa”, reitera Marisol Ángels, investigadora de la UNAM, Marisol Ángels, en Aristegui Noticias. Añade que cuando se habla de defensores ambientales se han equivocado en todo: “Ya nos equivocamos en todo lo demás, ellos, los defensores ambientales, ponen en riesgo su vida para defender al medio ambiente y a sus elementos y los están asesinando”. En su informe 2020, el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas ubica a Oaxaca como el estado más peligroso de México para la defensa de los derechos humanos, seguido de la Ciudad de México, Chiapas, Michoacán y Jalisco. Voces defensoras advierten de la falta de voluntad del gobierno federal y de las autoridades estatales. Entre ellas Irma Galindo, defensora del bosque Ñuu Saavi, así como Angélica Castro y Ana María García, integrantes de la organización Educa, que indican que ante el vacío gubernamental los defensores comunitarios conforman redes de autoayuda para su supervivencia, que es hasta ahora “la única forma” para que no los maten.

Leer todo el reportaje de Diana Manzo y ver los videos: Defensores comunitarios tenían la protección del Estado mexicano y aún así los mataron. Contexto: Historias de vida de defensores del río Verde