La Minuta

Amnistía y decreto: cómo simular la justicia social

El pasado 25 de agosto se publicó el Decreto presidencial por el que se instruye a realizar acciones para gestionar las solicitudes de preliberación de personas sentenciadas, así como para identificar casos tanto de personas en prisión preventiva, como de aquellas que hayan sido víctimas de tortura. Esta iniciativa se une a la Ley de Amnistía del año anterior como mecanismos que no solo buscan despresurizar el sistema penitenciario en México, “sino que parten de reconocer y visibilizar que en las cárceles del país hay un número alarmante de personas injustamente privadas de su libertad”, afirma la ONG Asilegal. Sin embargo, lo que representaban pasos hacia la justicia social, “se convierten hoy en mecanismos limitados por problemas y contrariedades a nivel estructural, que se pueden enmarcar en estos rubros: el uso y abuso de la prisión preventiva, la práctica generalizada de la tortura como método de investigación criminal, y la lenta y burocrática implementación de estas políticas públicas”, advierte Asilegal. La esperanza de libertad y justicia para ellas y sus familias se vuelve cada día más difusa y lejana. “La justicia social, la reinserción y la dignidad que se les debe a las personas a las que el sistema les ha arrebatado injustamente la libertad y su proyecto de vida, no deben ser postergadas ni un minuto más.”

Leer toda la reflexión de Asilegal: Amnistía y decreto: cómo simular la justicia social. Ilustración: Asilegal. Contexto: OCSS inicia campaña por liberación de cuatro presos políticos con más de 20 años de cárcel y Tras aprobación de Ley de Amnistía, sólo liberaron a 17 presos en el país