La Minuta

Alfonso Romo acapara el agua en la selva maya

Grave daño en un cenote, amplia explotación del agua subterránea y destrucción de flora y fauna en la Península de Yucatán son algunas repercusiones de la operación de la empresa Enerall, fundada en 2007 por Alfonso Romo Garza, actual jefe de la oficina de la Presidencia. Lo anterior se averiguó en una investigación realizada por la plataforma latinoamericana de periodismo CONNECTAS. Alfonso Romo fundó la empresa Enerall en 2007, un megaproyecto que en los últimos 10 años obtuvo concesiones para explotar la mayor cantidad de agua subterránea para uso agrícola en la Península de Yucatán. Esta compañía biotecnológica se sirve del acuífero con la reserva más importante del país, pero cuya disponibilidad media anual ha bajado 43%. Durante su expansión ha afectado la vegetación y fauna sin que se conozca cómo cumple las medidas de mitigación ambiental. Además fue investigada por destruir sin autorización un cenote, que son cuerpos de agua sagrados para la cultura maya: la investigación del caso se saldó con una multa y sin que se remitiera el expediente para una averiguación penal. Romo, quien fue uno de los empresarios más conocidos de México, dejó Enerall, antes de integrar el equipo de Andrés Manuel López Obrador, pero la propiedad de la compañía sigue estando en manos de su familia. En su definición propia, EnerAll “está transformando tierra en desuso en suelos activos (…) la tierra transformada contribuye a la expansión de la frontera agrícola nacional”, léase deforestación de la selva.

Leer el reportaje: Un cacique del agua en el paraíso Maya. Artículos de opinión: Alfonso Romo: Neoliberalismo en el sur, por Alfredo Lecona. ¿Fibra Tren Maya?, por Violeta R. Núñez Rodríguez. El llamado Tren Maya y la ingeniería de conflictos, por Magdalena Gómez. Más información: Atrae a OHL participar en el Tren Maya