La Minuta

Acción Urgente: Paramilitares matan a tsotsil de Aldama, Chiapas

A las 5 de la tarde del 27 de julio arreciaron los disparos hacia la comunidad de Tabak, en el municipio de Aldama, en los Altos de Chiapas. Filiberto Pérez Pérez, de 23 años, estaba en el velorio de su abuela Martha. Una bala le dio en el cuello. Sus familiares intentaron llevarlo al hospital, pero, de acuerdo con lo relatado a Animal Político por Abel, uno de sus vecinos, el joven falleció por la herida antes de que pudiera recibir atención médica. Es el asesinado número siete en Aldama por este tipo de ataques, de los que los pobladores acusan a sus vecinos de la agencia municipal de Santa Martha en Chenalhó. Los pobladores de Aldama y organizaciones como el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Centro Frayba) y el Centro de Derechos Humanos Ku’untik acusan que la violencia se agravó cuando la ex presidenta municipal de Chenalhó reactivó, en 2015, a los grupos paramilitares, herederos de aquellos que perpetraron la masacre de Acteal en 1998. El Frayba llama en su Acción Urgente a que no queden en la impunidad la privación de la vida del joven Filiberto Pérez Pérez y el resto de violaciones a los derechos humanos de la población de la zona. Apenas el martes 4 de junio se firmó en el Palacio de Gobierno de Chiapas un convenio de no agresión entre los habitantes del municipio de Aldama y los de Santa Martha, en Chenalhó. Pero la paz no duró ni un día.

Firma la Acción Urgente del Frayba: Persiste riesgo a la vida en comunidades tsotsiles de Los Altos de Chiapas. Ver el Reportaje Especial de Rompeviento TV: Aldama: la pesadilla continúa (9 min.). Leer también: Directora del Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno (IDMC) llama atención al desplazamiento interno en México. Contexto: Nuevos ataques armados en Aldama, y AMLO sin respuestas