La Minuta

Acción Mundial contra la privatización de las semillas

En 1961 algunos países europeos constituyeron la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV) cuyo objetivo es privatizar las semillas y proteger los intereses de los mejoradores genéticos. Con ello permitieron que “obtentores de variedades” impusieran derechos de propiedad intelectual que es una forma de apropiación sobre las semillas.

Después de 60 años de su creación han avanzado en la generación de normas cada vez más estrictas permitiendo la privatización y apropiación de un bien común creado por campesinas y campesinos. Un ejemplo son las normas UPOV 91 en las que se conceden los derechos de propiedad a las compañías o instituciones que desarrollan variedades de especies vegetales. Con esto, ellos pueden producir, reproducir, vender, exportar o importar aquella variedad y si una persona en particular desea hacer esto, requiere un permiso por parte de la compañía y cumplir con condiciones que la UPOV determine.

Las compañías consideran a la agricultura independiente una competencia no deseada por eso recurren a criminalizar los saberes, técnicas y prácticas de las comunidades campesinas.

Por tal motivo, cientos de organizaciones de todo el mundo realizan actividades y difunden información entre el 2 y el 9 de diciembre durante la Semana Global de Acción contra UPOV, y exigir la desaparición de este organismo intergubernamental y proteger las semillas y brindar acceso a ellas más allá de culturas, ideologías, religiones y visiones de mundo.

Leer Semillas para los pueblos, una campaña global contra el modelo privatizador de la UPOV, Tratados comerciales que imponen UPOV: un mapa interactivo y ver actividades de la Semana Global de Acción contra UPOV Contexto Agrotóxicos y privatización de las semillas acaban con la vida