La Minuta

Una alternativa ante la violencia obstétrica: la partería tradicional en Oaxaca

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció en 2019 “la existencia y gravedad de la violencia obstétrica” como “una práctica generalizada y arraigada en los sistemas de salud” que causa daños físicos y psicológicos a las mujeres en el proceso de parto.

Sin embargo, en Oaxaca, las parteras tradicionales se han mantenido como una opción ante los tratos denigrantes y otros tipos de violencia obstétrica que persisten en los hospitales públicos y privados. Combinan sus conocimientos ancestrales con las mejores prácticas de la medicina para acompañar a las mujeres a que vivan un parto seguro y humanizado, relata el reportaje publicado en “Cambia la historia”.

Un camino para reducir la violencia obstétrica es el reconocimiento de las prácticas que realizan las parteras tradicionales, conocimiento que en muchos espacios de salud son descalificados por la falta de estudios académicos. Aunado a ello está la discriminación a la que se ven expuestas por parte de personal médico que se resiste a reconocer la partería tradicional como una alternativa.

Las parteras tienen grandes aportaciones para el cuidado y desarrollo de las mujeres embarazadas ahora existen organizaciones o escuelas que están buscando heredar estos conocimientos a otras mujeres, algunos médicos que han tenido la oportunidad de ver el trabajo que realizan desde las comunidades las parteras tradicionales están repensando la forma de desarrollar el trabajo desde una visión que engloba las prácticas con un punto de vista más humano, como muestran los ejemplos en el reportaje.

Leer el reportaje completo de Paulina Ríos y Diana Manzo: La partería tradicional en Oaxaca, una opción a la violencia obstétrica. Contexto: Partería tradicional en Oaxaca y Embarazadas padecen violencia obstétrica agravada por la emergencia sanitaria de COVID-19