La Minuta

“Estamos enojados, encabronados”: familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa tras nuevas revelaciones del GIEI (Video)

“Estamos enojados, estamos encabronados“, resumió Mario González, padre de uno de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, quien señaló que en la obstaculización de las indagatorias por parte del Ejército y la Marina “no sólo estamos hablando de los mandos del gobierno pasado, sino también de estos mandos que nos prometieron llegar a la verdad“, porque ya son tres años.

Durante una conferencia para fijar su postura respecto al informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), el asesor legal de los familiares, Vidulfo Rosales, afirmó que el video en el que se revela la manipulación de marinos en el basurero de Cocula no basta con que se entregue al GIEI, sino que debe turnarse a la fiscalía especializada para el caso con el fin de que se finquen responsabilidades legales.

“Durante todo este tiempo las fuerzas armadas han estado jugando sucio, demorando la entrega de información” cuando deberían contribuir al esclarecimiento de los hechos, reiteró Rosales.

Por su parte, María Elena Guerrero, familiar de los normalistas, aseguró que nunca creyeron posible que a tres años de este nuevo gobierno no haya aún información sobre el paradero de sus hijos. Indicó que este avance presentado por el GIEI es una oportunidad más para conocer la verdad, lograr la justicia y conseguir que se castigue a los responsables.

En su tercera entrega, los expertos del GIEI revelaron que la Secretaría de Marina (Semar) y el Ejército mantuvieron en secreto que los estudiantes y los criminales eran vigilados en tiempo real y cuándo los jóvenes fueron atacados por policías y delincuentes la noche del 26 y 27 se septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

Ver video: Mensaje de las familias de Ayotzinapa sobre el tercer informe del GIEI (90 min.). Estamos encabronados, las instituciones jugaron con nosotros: familiares de Ayotzinapa y Las pesquisas deben incluir a Peña Nieto. Más información: El Ejército infiltró a normalistas, supo en tiempo real el ataque y ocultó información