Archivo

Zapata, vives. Foro Regional sobre las afectaciones de la minería en Ixtepec

By 14 abril, 2016 Sin Comentarios

foro ixtepec3Nosotros luchamos porque la agricultura sea una forma de vida,

que la tierra siga siendo nuestra madre,

el amor a la madre tierra entra por el calor en el huarache,

por el sol en el lomo, en la vereda, en el huerto.

Roberto Gamboa

Unión de Ejidos y Comunidades Agrarias de Zanatepec

 

El aroma místico del copal anida en cada respiración intermitente. El sol, un par de horas antes nos recibía con su matiz cálido, ahora se adhiere en los cuerpos-territorios de mujeres y hombres, rostros de tonalidades distintas. Las miradas se cruzan, retoman el hilo conductor del ritual. La ofrenda. Un mantra, una voz que evoca, que convoca y provoca que el corazón se centre en acción colectiva, sintonía de los chacras.

Mientras se miran, se reconocen, caminantes de tantas luchas, en la conquista por el agua, en la resistencia por conservar intacto nuestro territorio, en suelo Ikoots, Binnizá, Mixe, Chontal, Zoque, en la búsqueda por una educación comunitaria alternativa desde la cosmovisión de nuestros pueblos. Ahora, al pisar suelo Ixtepecano, el ritual y los elementos naturales nos sublevan a decir de manera silente, luego, hasta que nuestro corazón se desgarra:

¡No a la minería, Sí a la vida!

La noticia nos inquieta, en la entrada de la ciudad se ha instalado un bloqueo, en el Istmo no es noticia, la suma de acontecimientos desde la víspera del foro, por supuesto, nos pone a pensar, nada es casual. Los que van llegando, los que sienten que se han perdido algo vital, sentencian: “hace falta más que un bloqueo para detenernos”.

Una tregua, el copal se sustituye por los aplausos, el abrazo y la posibilidad de un vaso de agua que ya se ansía. El sonido del caracol resuena en las esquinas de nuestro animus y emula a las y los que miran y piensan desde el sur.

Allá va nuestra plegaria y nuestra esperanza.

Ciudad Ixtepec, abril diez, fecha emblemática para los pueblos que resisten, se organizan y luchan por la vida, que se emancipan en contra de los proyectos de muerte.

miguel foro ixtCon la presencia de más de setecientas cincuenta personas se lleva a cabo el Foro Regional sobre las afectaciones de la minería, el cual se apertura con las palabras del señor Arnulfo Enríquez, que comparte: por su riqueza natural, el territorio del Istmo de Tehuantepec ha sido, históricamente, un lugar codiciado para la explotación de sus bienes naturales. Miguel Mijangos, de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA A.C.) elabora preguntas que ayudan a la reflexión; algunos de sus aportes: el 15% del territorio nacional está concesionado, hay mecanismos políticos y de inversión que benefician a las empresas para consumar el despojo a los pueblos y otorgar concesiones, el metal que se extrae no está disponible para el consumo humano. Lo aterrador: las afectaciones de salud en las personas expuestas a los efectos de la minería a cielo abierto, resultado de su contacto con los metales pesados que desprende el proceso químico, los millones de litros de agua que necesita al día para la extracción de la plata y el oro. Las noticias alentadoras: las comunidades originarias tienen elementos para la defensa de su territorio, el Acta de la Asamblea y la Asamblea de Cabildo abierto para proteger a las comunidades del acecho de las empresas.

Roberto Gamboa de la Unión de Ejidos y Comunidades Agrarias de Zanatepec, manifiesta: los siete núcleos agrarios han dicho NO a la minería. “Nos dedicamos a dar vida, al mango, a la sandía, a la pesca; ellos quieren que dejemos de ser un pueblo de vida y nos volvamos un pueblo de muerte, quieren contaminar la laguna Sol y Luna sobre el nacimiento del río Ostuta, todo lo que fluya no sólo nos va a afectar a nosotros sino a los pueblos huaves (1) que viven de la pesca. El gobierno le apuesta a que la generación que está defendiendo el territorio se muera, porque los jóvenes no trabajan la tierra, hay que involucrar a los jóvenes en la lucha, incorporarlos al padrón agrario.” Alejandro García Velázquez, Presidente del grupo Ecologista de Zanatepec A.C. expresa que su comunidad es un lugar privilegiado con la cercanía de cinco ríos, que este grupo se funda hace cinco años por la agresión que sufrían los ríos, y que las actividades involucran a los niños y propicia su contacto con la tierra “porque a final de cuentas, hay que darle a las futuras generaciones lo que es suyo”.

El comisariado de Bienes Comunales de Santa María Zapotitlán y Quirino Pérez de San José Chiltepec en la región Chontal, hablan sobre la búsqueda de estrategias de prevención, hacen énfasis en la importancia de pelear contra la concesión minera aun cuando no haya llegado a la comunidad. La abogada Erika Carbajal de Tequio Jurídico A.C. explica que han trabajado la propuesta de constitución del pueblo Chontal para combatir a la minería, parte de su labor es dar certeza jurídica a los pueblos y comunidades; la zona Chontal baja y la zona Chontal alta emiten la declaración de Territorio Prohibido para la minería que consta en actas solemnes.

foro ixtepc 1El compañero Marcos Leyva, de la organización EDUCA A.C. comparte la experiencia de acompañamiento de la comunidad de Magdalena Teitipac en la lucha contra la minería, cómo la Asamblea y la organización comunal en conjunto con las autoridades tradicionales genera vínculos y estructuras comunitarias que pueden detener estos proyectos, “Calpulalpam de Méndez sigue siendo resistencia, se puede hacer que las empresas mineras no sigan despojando el territorio de los pueblos indígenas de Oaxaca. No a la minería, sí a la vida”.

Después de un breve receso, el Movimiento Autónomo Tzimalapa Angpen (Colectivo Matzá) colabora desde su experiencia, Josefa Sánchez, de San Miguel Chimalapas, comparte cómo el pueblo se involucra en las actividades de defensa del territorio y hace énfasis en la importancia de revitalizar la Asamblea como máxima autoridad y como órgano de toma de decisiones.

Desde otras geografías se alzaron voces de lucha contra la minería, las comunidades originarias de Colima llevan resistiendo invasiones, acompañados por la organización REMA A.C. una compañera explica que detrás del problema que viven las comunidades están las empresas y el gobierno, que apoya con toda la fuerza pública para agredir a los que defienden el territorio, que empezaron por querer controlar el ojo de agua, y que gracias a organizaciones nacionales e internacionales siguen en la resistencia.

Un compañero de Carrizalillo, Guerrero expresa que a pesar de lo doloroso de hablar de su experiencia, sabe que es importante para que la gente sepa cuáles son las consecuencias nocivas de la minería en las comunidades. Ellos desde el iniciono tuvieron asesoría, desde el principio trataron de pactar un precio, y de hacerle cumplir a la empresa las promesas que les hicieron, que cuando no cumplieron, provocaron bloqueos para presionar, pensando que podían luchar; el pueblo tienen una población de 1200 personas, que la mitad del ejido anda fuera, buscando un motivo para vivir, por la minería han perdido la salud, bosques, cerros, manantiales de agua. Todo.

ixtepec foro2Dentro del Foro se declaró a Ciudad Ixtepec lugar libre de minería y se leyeron pronunciamientos de apoyo a esta declaración, a la que se sumó la “Articulación de Pueblos Originarios del Istmo de Tehuantepec por la Defensa de la Tierra y el Territorio”, conformada por varias organizaciones y que en voz de Manuel Antonio de la Preparatoria por Cooperación José Martí, y Nashieeli Valencia del Comité Ixtepecano en Defensa de la Vida y el Territorio, se solidarizaron a esta iniciativa. También compartieron su palabra, el Comisariado de Bienes Comunales de Unión Hidalgo, Rafael Mayoral, Gerardo de Gives, Prócuro Jiménez de Santa María Guienagati, Raúl Sánchez, comunero de San Miguel Chimalapas, Rubén Valencia y Fernanda Meléndez, entre otras y otros. Al final, se agradeció la participación de todas las personas que hicieron posible el foro con su asistencia y con su guendalizá.

Justo el día que Zapata sentenció inmortalidad, la rabia, vigente noventa y siete años después: ¡Zapata Vive, La lucha sigue, sigue!

Ese día, desde Ciudad Ixtepec, por las veredas de este Sur y desde el corazón se alzan voces que tienen la osadía de caminar por el mundo, que contagian la rabia, que siguen construyendo la certeza de que los pueblos del continente y de México tenemos la convicción de luchar por la vida, de construir la esperanza justo donde los proyectos de muerte quieren aniquilarnos.

Invariablemente, los abrazos, las despedidas, el aliento de la palabra compartida nos da el indicio que estamos humanizando las fronteras territoriales y cada vez más los volvemos espacios-aulas para aprender y compartir la lucha, la resistencia, la esperanza: La consagración a la Vida desde la cosmovisión originaria, desde el aprendizaje comunitario, desde las luchas que no claudican y de las victorias que no hemos ganado, desde las ternuras de la naturaleza: el alimento que brota de las entrañas de la tierra, simiente gracia otorgada por la madre que lo es todo, por la madre que no es, sin sus hijos que la defiendan.

 

Astrid Paola Chavelas López

Maestra del Bachillerato Comunitario Ikoots

San Mateo del Mar

Abril, tiempo de flores amarillas, 2016

 

 

1) Los huaves son también conocidos como mareños o huazantecos. El término huave fue acuñado por los zapotecos para referirse a la “gente que se pudre en la humedad”. Actualmente este grupo habita un litoral del Golfo de Tehuantepec que ocupa las dos terceras partes de una barra de 40 km que separa al océano Pacífico de dos grandes lagunas, conocidas como Mar Superior y Mar Inferior. Las principales poblaciones huaves -San Mateo del Mar, San Francisco del Mar y San Dionisio del Mar.

http://www.cdi.gob.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=595&Itemid=62