La Minuta

Resuelve SCJN conflicto que impedía rescatar cientos de hectáreas de bosques en Etla

Una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), podría poner fin a la pérdida de los bosques que nutren de oxigeno y agua a la ciudad de Oaxaca. Se trata del conflicto agrario entre San Agustín Etla y Nuevo Zoquiapam que mantienen desde 1992, lo cual les ha impedido combatir de manera eficaz la plaga del gusano descortezador en sus territorios y de la que se estima abarca cientos de hectáreas de bosque. El 2 de octubre pasado, la Segunda Sala de la SCJN, resolvió que se apoye de la fuerza pública para poner orden en la diligencia emitida en 2016 para dividir la zona mancomunada de la siguiente forma: 520 hectáreas para San Agustín Etla y 283 hectáreas para Nuevo Zoquiapam. De acuerdo con el presidente del Comisariado de Bienes Comunales de San Agustín Etla, Alfredo Érick Pérez Ruiz, el pueblo sustenta la conservación de su territorio a través de un título primordial emitido en el año 1584 pero a pesar de ello, la comunidad vecina no está de acuerdo con el reparto de tierras y que el asesor legal de Nuevo Zoquiapam, está mal aconsejando al pueblo “porque este conflicto ya estaba resuelto” y lamentó las medidas retrasadas para combatir la plaga, “no podemos permitir que un capricho de un pueblo, ponga en riesgo el pulmón de Oaxaca”, sentenció y abundó que esta problemática ha sido aprovechada por talamontes y “huachicoleros del agua que la venden en pipa”. Indicó que, la deforestación, ha provocado que disminuya el aforo de agua, pues tan solo en 2017 se tenían 200 litros por segundo, al año siguiente eran 150 litros, por lo que, de seguir así, se pronostica un estiaje severo, ya que en la actualidad a la capital oaxaqueña, le llegan solamente de 30 a 40 litros por segundo.

Leer el reportaje completo de Yolanda Peach: Ordena Corte poner fin a conflicto agrario. Leer también: Plagas acaban con bosques de San Agustin Etla. Más información: Hemos perdido 6 mil Ajuscos: de ese tamaño es la deforestación de los bosques mexicanos. Contexto: Por apatía de Semarnat, plaga de insectos ha acabado con 16 hectáreas de bosque en Zoquiápam.