La Minuta

Otorgan medalla Belisario Domínguez a Rosario Ibarra, ejemplo de las madres en búsqueda

El Senado de la República acordó en comisiones, por unanimidad, otorgar este año la medalla Belisario Domínguez a doña Rosario Ibarra de Piedra, incansable luchadora social, dedicada en las últimas cuatro décadas a la defensa de los desaparecidos, de los perseguidos y exiliados políticos. Ibarra, oriunda de Saltillo, Coahuila, fue hija de un ingeniero agrónomo y militar en la Revolución Mexicana, y esposa de un integrante del extinto Partido Comunista Mexicano. Su vida dio un giro cuando su hijo, Jesús Piedra Ibarra, de 21 años de edad, estudiante de medicina y acusado de pertenecer a un grupo armado comunista, fue detenido y desaparecido por policías estatales en Monterrey, Nuevo León, el 18 de abril 1975. A partir de ese momento Ibarra comenzó la larga búsqueda de su hijo y su activismo incansable en favor de las personas desaparecidas. En 1977, fundó el Comité Pro Defensa de Presos, Perseguidos, Desaparecidos y Exiliados Políticos, también conocido como Comité ¡Eureka! Ibarra también fue protagonista de huelgas de hambre a finales de los años 70 en las que pedía amnistía para los presos políticos. Fue dos veces candidata a la Presidencia de la República, en 1982 y 1977, por el extinto Partido Revolucionario de Trabajadores, lo que la convirtió en la primera mujer aspirante a ocupar ese cargo. Ante el triunfo del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari, en 1988, participó activamente en la protesta por el fraude electoral de ese año. En cuatro ocasiones ha sido candidata al Premio Nobel de la Paz.

Leer: A Rosario Ibarra de Piedra, la Medalla Belisario Domínguez y Senado de la República acuerda entregar la Medalla Belisario Domínguez a la activista Rosario Ibarra.