La Minuta

La “tragicomedia” de crimen y elecciones

El comentarista Ernesto Núñez Albarrán señala en su columna semanal “cuatro estampas que muestran nítida y crudamente la forma de hacer política en México”: Los audios de “Alito” (dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno), la inexistencia de la Fiscalía de Delitos Electorales, la oposición denunciando que el crimen organizado juega para Morena y la visita de AMLO al Triángulo Dorado marcan las elecciones del 5 de junio.

El autor recuerda que las campañas de 2021, tanto las federales como la específica de Campeche, ya fueron sometidas a un proceso de fiscalización conforme a los tiempos que marcan las leyes vigentes. Aun así, las quejas de Morena derivarán en nuevos procedimientos y, de comprobarse financiamiento irregular o uso de recursos para fines no partidistas, podrían llevar a nuevas sanciones contra el PRI.

A pesar de este anuncio, Layda Sansores, Mario Delgado y hasta Claudia Sheinbaum, acusan de omiso al INE, y usan el escándalo de los audios de “Alito” en su ya conocida campaña contra la autoridad electoral.

Conforme se acerca la recta final, las campañas rumbo al 5 de junio adquieren un tono ríspido, con acusaciones de presuntos vínculos con bandas criminales, de una coalición a otra.

Efectivamente, a una semana de las elecciones, el presidente sobrevuela el Triángulo Dorado. Recorre Sinaloa y Chihuahua, y asegura que esa tierra de narcos bien podría llamarse el “triángulo de la gente buena y trabajadora”.

En la gira, algunos periodistas pueden comprobar que el territorio está sembrado de retenes operados por civiles armados, que hacen labores de seguridad en aquellos parajes donde las fuerzas del Estado no llegan. Sin embargo, AMLO niega la existencia de estos retenes del crímen organizado.

Leer toda la columna: Crimen y elecciones: tragicomedia en cuatro actos. Cartón: Audio-enredos, por Darío Castillejos.