La Minuta

En Paso de la Reyna, símbolo de la lucha contra megaproyectos, temen otro ataque violento

Paso de la Reyna es una comunidad símbolo de la lucha pacífica contra los megaproyectos y el extractivismo en Oaxaca. En dos meses han asesinado a cinco defensores del Río Verde y su territorio. Denuncian ausencia del gobierno e impunidad; piden la presencia de la Guardia Nacional. En Paso de la Reyna se vive diariamente con “el Jesús en la boca”. En medio de su dolor, al menor concierto de aullidos de perros por la noche, todas las personas experimentan una sensación de espanto. Temen otro ataque armado. En consecuencia, hay un toque de queda instintivo, de sobrevivencia. ¿Quién sigue? ¿Por quién vienen? Son las interrogantes que se respiran en el ambiente. Y es que las ráfagas de plomo que cegaron la vida de cinco habitantes de Paso de la Reyna rompieron la tranquilidad de esta comunidad en rebeldía con los megaproyectos. La comunidad ha dicho que la lucha no la deja porque su río y su territorio es todo lo que tienen. Pero al mismo tiempo no dejan de sentir miedo y por eso ya no salen en la noche. Limitaron sus actividades. Van a trabajar con zozobra, pero con temor a ya no regresar. Desde el pasado 23 de enero, en Paso de la Reyna se respira un ambiente de dolor, de luto, cuando el presidente del Comisariado Ejidal de Paso de la Reyna y defensor del territorio, Fidel Heras Cruz, fue ejecutado con un tiro en la cabeza.

Leer el artículo completo de Pedro Matías: En Paso de la Reyna se respira la presencia de la muerte encarnada en personas desconocidas; temen otro ataque. Contexto: Front Line Defenders, Sección 22 y Colectivo Oaxaqueño condenan ola de violencia en Paso de la Reyna